¡Elevación sin Barreras! Contáctenos: 649 851 095 - 952 728 548

Instalación de Silla Salvaescaleras en Córdoba

junio 9, 2014

Este proyecto se lleva a cabo en una vivienda particular de Rute provincia de Córdoba y se trataba de dotar de acceso a la planta superior de la vivienda para una persona sin movilidad en los miembros inferiores. Se estudiaron varias opciones para dar una solución a lo que nos demandaba el cliente, pero al tratarse de una vivienda construida hace años, finalmente la solución que se adoptó fue la de instalar una silla salvaescaleras. La instalación de otro tipo de elevador de personas o ascensor unifamiliar era inviable debido a la envergadura de la obra  que había que hacer y a los importantes cambios en la distribución de las estancias.

Se optó por el montaje de una silla salvaescaleras de tramos curvos por la peculiaridad de que debía discurrir a lo largo de una escalera que tenía varias curvas y cambios de nivel, no siendo esto ningún problema para este tipo de elevadores cuyo tramo de recorrido se hace a medida de la escalera y sus curvas y para ello, nuestros técnicos emplean un sistema fotométrico de medición en obra lo que hace que el aparato discurra siguiendo exactamente dicho recorrido por las guías que se fabrican a medida de cada caso.

 A pesar de que el ancho de la escalera era reducido, la instalación de la silla salvaescaleras no supuso ningún inconveniente dadas sus reducidas dimensiones y la posibilidad de el plegado del asiento y del reposapiés cuando no está en uso, lo que dejaba prácticamente libre todo el ancho de las escaleras.

Para su instalación no fue precisa ninguna modificación de ningún elemento de la vivienda ya que esta se fija directamente a los peldaños de la escalera mediante unos soportes que sujetan las guías, permitiendo una instalación rápida y limpia sin ningún tipo de complicación.

Este tipo de sillas salvaescaleras tiene un funcionamiento muy suave, adaptando su  velocidad en las curvas y desniveles y permitiendo así un desplazamiento muy confortable al usuario.

Las sillas salvaescaleras funcionan mediante unos motores eléctricos muy silenciosos y eficientes, alimentados por unas baterías, lo que permite que podamos seguir utilizándola aun cuando se produce un corte del suministro eléctrico. Las baterías se recargan automáticamente mientras la plataforma se encuentra en su posición final de cualquiera de las paradas.

El manejo se realiza desde la misma silla por el usuario que va sentado en ella accionando una palanca en cualquiera de las dos direcciones, subida o bajada. También llevan unos mandos a distancia que permiten llamar a la silla cuando esta no se encuentra presente en la planta.